jueves, 10 de abril de 2014

Conferencias de Vivekananda en EEUU e Inglaterra

Vivekananda en Chicago (1893)

Swami Vivekananda (Calcuta, 1863 - Belur Math, 1902) alcanzó un samadhi siendo devoto de Ramakrishna y difundió el Vedanta en Inglaterra y EE.UUU (1894-1896) en un estilo, a veces, un tanto divulgativo debido al gran desconocimiento que se tenía en Occidente sobre el Vedanta. Admirado por muchos, denostado por otros y criticado a veces por algunos tradicionalistas (como el propi René Guénon), era leído en ocasiones en el ashram de Ramana Maharshi.

 De las conferencias impartidas en los dos países citados surgieron los dos libros que nos ocupan a continuación.




JNANA YOGA


Jnana Yoga es un libro que reune las conferencias impartidas por Swâmi Vivekânanda en Nueva York a comienzos de 1896. He aquí unos párrafos seleccionados que transcribimos.



CAPÍTULO III

"El universo sensibe es, se puede decir, sólo una porción, una partícula del infinito universo espiritual proyectada en el plano de la sensación consciente."

"El goce de los sentidos no es la meta de la humanidad; la sabiduría (Jnâna) es la meta de toda la  vida... el conocimiento espiritual. Todas las cosas de este mundo sólo son las sombras, las manifestaciones en tercero o cuarto grado del conocimiento y dicha real".

"Al ser uno con la divinidad, no puede haber mayor progreso en ese sentido, pero tener el conocimiento significa hallar esta unidad".

"Todo el universo es uno. Sólo hay un Ser en el universo, sólo una existencia, y esa existencia una, al pasar por las formas del tiempo, el espacio y la cusación, es llamada buddi, materia sutil, materia grosera, etc... Todas las formas físicas y mentales, todas las cosas del universo son ese uno, visto en distinta smanera. Cuando una parte de él penetra en esta red del tiempo, el espacio y la causación, toma, aparentemente, formas: quitad la red y todo es uno. Todo este universo es uno, y es llamado por la filosofía advaitista Brahman. Brahman, al manisfestarse tras el universo, es llamado Dios; al aparecer tras el pequeño universo -el microcosmos [el ser humano]- es el atman. Este mismo Ser o Si Mismo o Atman, por consiguiente, es Dios en el hombre. Sólo hay un Purusha, y Él es llamado Dios, y cuando Dios y el hombre son analizados, son uno mismo.El universo es vosotros mismos, el indivisible vosotros; vosotros estáis en todo el universo. "Con todas las manos obráis, con todas las bocas coméis, respiráis al través de todas las narices, con todas las mentes pensáis". Todo el universo en vosotros; este universo es vuestro cuerpo; vosotros sois el universo con forma y sin forma. Vosotros sois el alma del universo y tamibén su cuepro. Vosotros sois DFios, los ángeles, los hombres y los animales, sois las plantas, los minerales y sois todo lo que existe; toda manifestación en vosotros. Todo lo que existe es vosotros -el Yo real- el Ser uno e indivisible, no el pequeño, no la personalidad limitada que habéis estado considerando como vosotros mismos.

La cuestión que ahora se origina es esta, ¿Cómo vosotros, esa existencia infinita, dividida en partes, habéis llegado a ser Fulano de Tal, y los animales, etc..) La contestación es que toda esta división es tan solo aparente. Nosotros sabemos que el infinito no puede ser dividido: por lo tanto, la idea de que sois una parte no tiene realidad ni la tendrá nunca, y esta idea de que sois don Fulano de Tal, en ningún tiempo fue cierta, sólo es un sueño. Conoced esto y sed libres. Esta es la conclusió advaitista: "Yo no soy la mente, ni el cuerpo, ni los órganos; yo soy Existencia, Conocimiento, Dicha Absoluta, Sat-Chit-Ananda.Yo Soy Él, Yo Soy Él". Esto es conocimiento y todo lo demás es ignorancia."


CAPITULO V   UNA EXISTENCIA QUE SE VE COMO MUCHAS


Hay solo una Existencia, y ésta es el Atman o Ser, y cuando éste es percibido al través de los sentidos, al través de la quimera sensible, es llamada el cuerpo; cuando es perecibido a través del pensamiento, es llamado la mente. Cuando es percibido en su propia naturaleza, es el Atman, la única Existencia una... No son tres cosas en una.., sino que todo es este Atman, y a esta única Existencia se le llama algunas veces cuerpo, otras veces mente y otras el Ser, según las diferentes visiones... Cuando el conocimiento llega, todas las ilusiones se desvanecen y el hombre halla que no hay nadamás que Atman. Yo Soy esa Existencia una. Esta es la conclusión final. No hay ni tres, ni dos en el universo; todo es uno. Ese uno, bajo la ilusión de Mâya, es visto como muchos, exactamente como la cuerda es vista como culebra. No hay allí dos cosas: una cuerda separada y una culebra separada...Cuando percibimos la cuerda, no percibimos en modo alguno la culebra,y cuando percibimos la culebra, no percibimos la cuerda, se ha desvanecido. Cuando veis la ilusión, no veis los hombres reales... Cuando os veis a vosotros mismos como cuerpo, sois cuerpo y nada más, y esta es la perecepción de la gran mayoría del género humano...

No hay un Dios separado de vosotros, ni Dios más elevado que vosotros, el real "vosotros". Todos los dioses son sere spequeños para vosotros, todas la sideas de Dios y Padre Celestial, son solamente vuestro reflejo. El mismo Dios es vuestra imagen. "Dios creó al hombre a su propia semejanza". Esto es erróneo. Es el hoombre el que crea a Dios a su propia semejanza. Esto es lo verdadereo. En todo el universo estamos creando dioses según nuestr apropia imagen. Nosotros creamos el Dios y caemos postrados a sus pies en adoración, ¡y cuando este sueño viene, le amamos!

... Pensad siempre, "Yo Soy Brahman"; todo otro pensamiento debe ser desechado como debilitante. Desechad todo pensamiento que os diga que sois hombre o mujer. Abandonad el cuerpo, la mente, los dioses y los fantasmas. Desechad todo, excepto esa Existencia Una.

... Vosotros soys la ayuda del universo. ¿Qué es lo que en este universo os puede ayudar? ¿Dónde está el hobre o el Dios o el demonio que pueda ayudaros? ¿Qué es lo que puede prevalecer sobre vosotros? Vosotros sois el Dios del universo, ¿dónde podéis ir a buscar ayuda? Nunca vino la ayuda de ninguna otra parte más que de vosotros mismos. En vuestra ignorancia, cada vez que vuestra oraciones han sido oídas, creisteis que algún Ser las había contestado, pero fuistéis vosotros mismos los que os habéis contestado sin saberlo. El auxilio vino de vosotros mismos, y vosotros os imaginasteis buenamente que procedía de algún otro. No hay ayuda posible fuera de vosotros mismos; vosotros sois el creador del universo. Como el gusano de seda, habéis construido un capullo en torno vuestro. ¿Quién os salvará? Romped vuestro capullo y salid como hermosa mariposa, como alma libre. Sólo entonces veréis la verdad. Decíos siempre: "Yo Soy Él". Estas son palabras que quemarán las escorias de la mente: palabras que harán surgir la tremenda energía que ya hay en vosotros, el infinito podere que está latente en vuestro corazón. Este ha de ser puesto en actividad por el constante oír hablar de la verdad y de ninguna otra cosa. Dondequiera que haya pensamientos de debilidad, no os acerquéis allí. Evitad toda debilidad si queréis ser Jnânis.



CAPITULO VII -   EL IDEAL MÁS ELEVADO DEL JNANA YOGA

" Este universo no tiene existencia real, sólo existe en apariencia. Esos devas y dioses y ángeles y seres que nacen y mueren, todo ese infinito número de almas que vienen y van, todas esas cosas son meros sueños.  Todo es el Uno Infinito. El sol uno reflejado en muchas gotas aparece como muchos; millones de glóbulos de agua reflejan otros tantos millones de soles, y en cada glóbulo habrá una imagen perfecta del sol, sin embargo, sólo hay un sol, y lo mismo ocurre con todos esos jivas, son tan sólo reflejos de la existencia una e infinita. No puede haber sueño sin realidad, y esta realidad es la Existencia Una e Infinita. Vosotros, como cuerpo, mente o alma, sois un sueño; lo que realmente sois es Existencia, Conocimiento, Dicha Absoluta, Sat-Chit-Ananda. Esto es lo que dice el abvaitista. Todos esos nacimientos y renacimientos, este ir y venir, son solamente partes del sueño. Vosotros sois infinitos ¿Adónde podéis ir?. El sol, la luna y el universo entero, son tan sólo una gota en vuestra naturaleza. ¿Cómo podéis nacer ni morir? El Ser nuna ha nacido, nunca nacerá, nunca tuvo padre ni madre, amigos ni enemigos, porque es Existencia, Conocimiento, Dicha Absoluta.

¿Cuál es la meta, según esta filosofía? Los que reciben este conocimiento son uno con el universo: para ellos todos los cielos, hasta el Brahmaloka, son destruidos; todos los sueños se desvanecen, y ellos se ven a sí mismos como el eterno Dios del universo. Alcanzan su Individualidad Real, infinitamente más allá de esos perqueños seres a los que ahora damos tanta importancia. Ninguna Individualidad se perderá; una individualidad eterna e infinita será realizada... El hombre que ha realizado esto ha alcanzado la libertad, ha despertado del sueño y se conoce a sí mismo en su verdadera naturaleza. Esta es la enseñanza de la Advaita, la Vedanta no dualista.

--------------------

VEDANTA PRÁCTICA


El libro Vedanta Práctica es una recopilación de conferencias dadas por Vivekananda en India, Inglaterra y EEUU. También hemos transcrito algunos párrafos.



Nunca ha de decir el hombre, "no puedo", porque es esencialmente infinito, y ni siqueira el tiempo y el espacio se pueden comparar con su naturaleza, pues de todo es capaz su esencia omnipotencia...

El ideal de confianza propia o fe en nosotros mismos nos auxilia poderosamente. Si se le hubiera enseñado al hombre a tener prácticamente más fe en sí mismo, seguro estoy de que no existiría la mayor parte de los males y miserias qu enos afligen ni fuera tan grande el número de descontentos... Ateo es quien no cree en sí mismo. Pero no ha de ser una fe egoísta, porque la Vedanta es la doctrina de la Unidad. Se ha de entender la fe en todo, porque cada uno es el todo.

... No hay más que una vida y un mundo que se nos manifiestan como múltiples. Esta multiplicidad es como un sueño. Cuando uno sueña, unos sueños se vienen y otros se van, pero el soñador no vive en los sueños aunque ante su imaginación se despliegan sucesivamente las escenas.  Tal sucede en este mundo de noventa por ciento de aflicción y diez por ciento de dicha. Acaso pareza temporalmente que contiene el 90% de dicha, pero llega el momento para el sabio en que todo esto se desvanece y ve el mundo y su propia alma identificados con el mismo Dios. Por lo tanto, no hay en realidad muchos mundos ni muchas vidas. 

Toda esta multiplicidad es manifestación del Uno como marteria, como espíritu, como mente y pensamiento y vida y alma.

... Por medio del Yo conocemos las cosas, las percibimos.. Suprimamos el Yo y el universo entero se desvanece. Todo conocimiento nos llega por medio del Yo, y por tanto, el conocimiento del Yo es el mejor conocimiento.

Es muy difícil comprender cómo el Yo de uno puede ser al mismo tiempo el Yo de otro, y como este Yo que parece limitado por la individualidad pueda ser infinito.

Sin embargo , así es, porque la limitación es aparente, pues lo Infinito se ha velado por así decirlo u una corta porción de él se manifiesta como Yo.

La limitación nunca puede provenir de lo ilimitado: es una ficción. El Yo, o mejor dicho, el Ser espiritual, está esencialmente en todo cuanto vive.

Sin conocer el Yo universal no podemos vivir ni movernos ni ser. Sin el conocimiento del Señor de todas las cosas no podemos vivir ni un segundo. El Dios d ela filosofía vedantina es el mejor conocido de todos y no está inventado por la imaginación... Porque cada uno de nosotros es Él, es el

Omnipresente Dios Todopoderoso, el Alma de nuestras almas, la Unidad de todas las cosas, la Realidad de toda vida.

Esta idea capital de la Vedanta se ha ido desenvolviendo hasta la modalidad del amor universal.

... El sentimiento es lo necesario para ver a Dios. El sentimiento que cada cual tenga hoy se ha de intensificar y elevar hasta el supremo nivel de reconocimiento de la unidad esencial de todas las cosas y de la visión de Dios en sí mismo y en todos los seres.  El intelecto jamás llegará a este reconocimiento.

... Sentid como Cristo y alcanzaréis su estatura espiritual. Sentid  com oBuda y recibiréis la iluminación. El sentimiento es la vida, la fortaleza, la vitalidad, sin ela cual de nada vale el más vigoroso talento, que puede compararse a piernas sin el poder de locomoción, pues para moverse necesita el motor del sentimiento. Conviene recordar esta verdad porque es una de las cosas más prácticas de la moral vedantina, ya que la Vedanta enseña que todo ser humano puede llegar a educir el llamado don de profecía.

..¿Cuál es la prueba de los Cristos y Budas del mundo! La de sentir como ellos sintieron.

El profeta latente en nuestra alma da la prueba del alma profética de ellos. Nuestra esencial divinidad es la prueba de la existencia de Dios.Si no fuéramos esencialmente profetas no podría haber verdad alguna referente a Dios. Si no fuéramos esencialmente divinos no podría existir Dios. Tal es la capital idea de la Vedanta. Todos hemos de llegar a ser profetas y lo seremos en cuanto conozcamos que lo somos.

No pensemos nunca que haya algo imposible para el alma, pues si algún pecado, si alguna herejía existe, es pensar o decir que somos débiles.

... El Dios vivo reside en el interior del hombre, y sin embargo el hombre edifica tempolos, construye iglesias y mantiene multitud de creencias absurdas. El sólo Dios a quien cabe adorar es el alma humana en el templo del cuerpo humano. Desde luego que también los animales son templos de Dios, pero el hombre es el magno templo, el Taj Mahal de los templos.

... Vale más que reconozcamos nuestra divina naturaleza en vez de andar buscando localmente a Dios fuera de nosotros, y cuando lleguemos a este reconocimiento cambiará por completo la visión del mundo que ya no será una prisión sino un escenario, no un palenque de porfías sino un edén de felicidad donde florezca una eterna primavera. En mundo, que antes era un infierno, se transmutará en cielo.

... Quien sabe que Dios, que la Verdad, la Bondad y la Belleza, están en su interior, sabe también que sólo faltga manifestar externamente al interno Dios en nuestros pensamientos, palabras y obras.


... El Dios personal [cualificado, con atributos] y todo cuanto en el universo existe es el mismo Dios impersonal [sin atributos] visto a través de nuestro intelecto, y cuando trascendemos el intelecto y la personalidad nos identificaremos con Él. Esto es lo que significa la frase: Tú eres Eso.

El finito y manifestado hombre olvida su origen y se conceptúa una entidad completamente separada... En realidad somos el Ser Infinitoy nuestra personalidad es el instrumento, conducto o medio de manifestación de la única e infinita Realidad.

El Poder, la Sabiduría, la Felicidad están latentes en nuestro verdadero ser y no hemos de adquirirlos sino manifestarlos.

... Lo reconozca o no el hombre, en su alma está latente el infinito poder y para actualizarlo no tiene más que reconocerlo.

Poco a poco se va despertando el gigante dormido y atado en nuestro interior, reconoce su fuerza y una tras otra quebranta sus ligaduras, hasta que libre de ellas y con plena conciencia de su divina naturaleza se yergue victorioso sobre sus pies.

... La pura religión de Cristo se diferencia muy poco de la religión vedantina. Se encuentra en ella la idea de unidad, aunque Crfisto también predicó enseñanzas dualísticas al vulgo de las gentes a fin de darles algo concreto que los condujera a superiores ideales.

El mismo profeta que predicó: "Nuestro Padre que está en el cielo", dijo asimismo: "Yo y mi Padre somos Uno", pues sabía que el "Padre en el cielo" era el camino de llegar a la comprensión de "Yo y mi Padre somos uno".

Bendición y amor había tan solamente en la primitiva religión de Cristo, pero tan pronto como las gentes vulgares la contaminaron con su crudeza, se degradó...


... La suma total del universo es Dios y sin embargo Dios no es la materia, aunque de Dios dimane; pereo lo que de realmente esencial hay en la materia es Dios. La esencia, lo sutil, es lo rfeal, y lo denso, lo grosero, la forma, es lo aparente.

... Está el Absoluto e Impersonal [no cualificado, sin atributos] Dios más cerca de nosotros que nuestro aliento, pues en Él y por medio de Él vemos y sentimos. Está en nuestro interior, y el Yo que la ignoracia confunde con la personalidad es el mismo en el rey y en el mendigo, en el malvado y en el justo, en el rico y en el pobre, en el hombre y en el bruto. Todos los seres son de la misma esencia del Dios del universo.

..Hasta que sólo veamos en el mundo a Dios nos asediarán los males y nos afligirá el sentimiento de separatividad, porque sólo en Dios somos todos Uno, y hasta que veamos a Dios por doquiera no podemos concebir la unidad ni alcanzar la liberación. 


... Todas las Escrituras del mundo nos dicen lo mismo, y la misma voz nos enseña a decir: "Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo, porque tuyo es el reino, el poder y la gloria"

La finalidad de todas las religiones es idéntica, aunque difiera el lenguaje de los instructores, y la finalidad es el reconocimiento de nuestro verdadero ser esencialmente idéntico al ser de Dios.


Quien alcanza la liberación trasciende el bien y el mal, vence la ilusión, rompe la cadena que le tenía aherrojado a la materia, y ante su espiritual percepción se desvanece el mundo objetivo con sus múltiples formas, porque se identifica con la única Realidad".

----------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada