jueves, 30 de diciembre de 2010

Una vida con significado, una muerte gozosa

Joaquín Albaicín - Soriaymas.29/05/2006

Reseña del libro de Gueshe Kelsang Gyatso, escrita por la pluma incisiva de Joaquín Albaicín; libro en el que se abordan los pasos en el "más allá", en la "ultratumba" y futuras encarnaciones

 


Reseña del libro UNA VIDA CON SIGNIFICADO, UNA MUERTE GOZOSA, de Gueshe Kelsang Gyatso, publicado por Ed. Tharpa, 2005


El reloj amenaza sin descanso y con la implacabilidad del péndulo de Poe al buscador de la liberación. Y es que, como escribe Gueshe Kelsang Gyatso: “Solemos pensar que tenemos suficiente tiempo para el adiestramiento espiritual, pero si examinamos nuestro modo de vida, nos daremos cuenta de que los días van transcurriendo y aún no hemos empezado a practicar en serio”… A toda religión le sobran, en efecto, razones para preocuparse por lo que el cristiano Lactancio llamaba “las dos muertes”: la de la carne y la del alma, subsiguiente esta última a la cesación irreversible del vínculo entre la mente y el cuerpo y equivalente a la caída en los tormentos del infierno. De ahí que uno de los ejes del budismo mahayana -tradición cuyo exoterismo y esoterismo giran en torno al poder de la compasión hacia todos los seres sensibles- sea la prestación de apoyo logístico a la consciencia, de modo que, en su recorrido por la cadena de los mundos, acierte a renacer en estados superiores, en vez de en mazmorras carentes de luz que alivie sus miedos o agua que apague su sed.

Fiel a este axioma, y tras advertir que los sufrimientos de las vidas futuras son más numerosos que los de esta, preguntaba Milarepa si había uno preparado ya algo que le sirviera de auxilio frente a esas perturbaciones por venir. La obra de Gueshe Kelsang Gyatso, cabeza visible de la Nueva Tradición Kadampa, rama a su vez de la orden Gelugpa fundada en el siglo XIV por Tsongkhapa, y que protagonizó hace no mucho una agria polémica con el Dalai Lama en relación con el culto -derogado por éste- a Dorje Shugden, es una reflexión didáctica sobre el poua, o técnica de origen tántrico mediante la que el moribundo puede transferir su consciencia a un paraíso desde el que se encontrará en posición de controlar su próxima muerte y renacimiento, siendo esto válido “incluso para aquellas personas que hayan sido malvadas o imprudentes en su vida”, afirmación que nos limitamos a transcribir pero que, inevitablemente, invita a preguntarse dónde quedan los efectos del karma negativo generado por las acciones ruines. De la apostilla de que ese poua de emergencia ha de practicarse “con sinceridad” deducimos que se presupone el arrepentimiento previo por la comisión de las mismas.

El escrito en cuestión es, a grandes rasgos, una descripción formal del citado ritual y una enseñanza acerca de su irradiación de beneficios para uno mismo y sus difuntos, y también un tratado divulgativo sobre las bases fundamentales del concepto de karma, su origen prenatal y su vigencia post-mortem; la importancia de la paciencia; la divagación como gran enemiga de la meditación; las causas principales de la muerte y las señales físicas, mentales y oníricas que advierten de su proximidad; la importancia de afrontar la muerte en un estado mental armonioso, virtuoso y feliz; o las características del estado intermedio entre la muerte y el siguiente renacimiento.

Obra, en fin, de inmarchitable actualidad, por cuanto, en palabras del autor: “Tanto si renacemos en el estado más elevado del samsara como si descendemos al más profundo de los infiernos … nunca encontraremos un lugar donde podamos escondernos de la muerte”. Ya lo dijo Buddha: “Es imposible escapar de las enfermedades o de la muerte echando a correr”. Hagamos, pues, un alto en el camino.

Nota: Reseña de JOAQUÍN ALBAICÍN en "Generación XXI", 15-30 Mayo de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada