martes, 21 de diciembre de 2010

Diccionario de la España Mágica


Ángel Almazán -  Soriamas. 10/12/2002

La avalancha de datos aportados por Fernando Sánchez Dragó en "Gargoris y Habidis" se encuentra aquí esquematizada y ordenada . Soria ocupa un lugar importante en este "Diccionario..."



 

Publicado en la prensa local soriana, en mayo de 1997


Qué Fernando Sánchez Dragó no pierde oportunidad alguna para dar a conocer a nuestra provincia desde los múltiples foros en los que está presente (radio, televisión, revistas, libros, conferencias, etc..), lo ha vuelto a demostrar con creces en el “Diccionario de la España Mágica” que recientemente le ha publicado la editorial Espasa.

De complemento y apéndice sirve este “Diccionario” a la obra que le lanzó al ruedo literario en 1978, “Gárgoris y Habidis”. Una historia mágica de España, con la que logró al año siguiente el Premio Nacional de Literatura; obra que inició una saga cuyo penúltimo título fue "Discurso numantino" y que concluye ahora con este singular 'Diccionario de los mundos y trasmundos de la España Mágica'.

Si Soria estaba más que presente en los anteriores libros, en esta última obra su presencia es notoria, tanto en lo que respecta a las voces o ítems tratados (más de ochenta) como en el aspecto gráfico (dieciséis fotografías). ¡Eso sí que es hacer patria, sí señor!

Pero sería injusto no destacar que por vez primera Sánchez Dragó firma una obra que no es únicamente de él. Así lo reiteró en la presentación madrileña del libro y así lo afirma en el prólogo de este apasionante “Diccionario”. Detrás de esta magna obra se encuentra otro soriano: Antonio Ruiz Vega.

“Quede, pues, meridianamente claro que yo he puesto en marcha esta obra, la he planteado, la he armado, la he dirigido, la he supervisado, la he revisado y, a veces (aunque en muy contadas ocasiones, porque casi nunca era menester hacerlo) la he corregido, pero que -fuera de este prólogo- no hay en ella ni una sola línea en la que no haya participado también Antonio Ruiz Vega”, escribe Sánchez Dragó aclarando esta cuestión. Por tanto, como él mismo dice, “al césar lo que es del césar, y que cada palo aguante su cirio”.

He aquí algunos de los temas sorianos tratados en este “Diccionario”: Toro del Santo Cristo de Deza y Toro Jubilo de Medinaceli, Piedra Andadera de Covaleda, Brujas y Varona de Barahona, Paso del Fuego en San Pedro Manrique, Móndidas de San Pedro Manrique y Sarnago, Misa Sacrílega de Cabrejas, San Saturio, Sanjuanes de Soria, Epona en Aguilera, Templarios, Barrosa de Abejar, Río Duero, Laguna Negra, Trashumancia, Judíos Sorianos, Numancia, Moriscos de Deza, Romería de Almenar y Peroniel.., etc.

Casi un año ha sido el tiempo que ha exigido el acopio de datos y su posterior redacción, y el resultado final es un voluminoso libro de algo más de 700 páginas que será, sin duda, muy consultado por todos aquellos investigadores que quieren profundizar en el conocimiento de lo que se ha dado en llamar España Mágica, la del inconsciente colectivo de esta piel de toro ibérica en la que se dan los rituales más curiosos, las creencias más absurdas, los alumbramientos místicos más alucinantes y los personajes más estrafalarios que imaginarse pueda uno.

Es esa España heterodoxa que rezumaba en “Gárgoris y Habidis” la que retorna por sus fueros en este Diccionario, pero esta vez completamente canalizada y ordenada alfabética y racionalmente, muy lejos de aquel barroquismo literario y sentir apasionado que vibraba en cada línea de “Gárgoris y Habidis”, aunque algo de ello vuelve a surgir, por ejemplo, cuando Sánchez Dragó expresa sus sentimientos sobre el Duero y los Arcos de San Juan de Duero.

Nos encontramos, por tanto, pues, una obra imprescindible para todos aquellos que quieran releer ordenadamente “Gárgoris y Habidis”, así como para todos los que estén interesados por la intrahistoria arquetípica hispana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada